La Victoria de Acentejo presenta entre su oferta la «Ruta del Castaño» en FITUR

La Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo, dentro de su Estrategia Turística diferenciada y que da contenido a la campaña denominada “La Victoria de mi corazón”, trabaja en la promoción de la «Ruta del Castaño».

La Estrategia Turística de La Victoria de Acentejo está creada centrada en las experiencias que proporciona al visitante, a través de su relevante patrimonio en la historia de Canarias, su naturaleza activa, la ideosincrasia de sus gentes y su calidad gastronómica y vitivinícola.

Con esta ruta se pone al alcance de visitantes y turistas tanto el valor paisajístico de La Victoria de Acentejo como del fruto que en la actualidad dispone de 160 hectáreas cultivadas y otras tantas conformando una de las masas boscosas de castaños en plena naturaleza, de las más bellas que se pueden encontrar con 9 variedades distintas conservadas en la actualidad.

La «Ruta del Castaño» discurre por entornos que lindan o cruzan senderos de gran belleza. Cabe recordar que el senderismo es una fuente de ingresos turísticos muy importante en Tenerife por el gran número de de visitantes y turistas que eligen la Isla para su práctica, y la Red de Senderos de Tenerife, cuenta con gran prestigio.

La Feria Internacional de Turismo (FITUR),  se desarrollará del 18 al 22 de enero en Madrid, en la Institución Ferial de Madrid (IFEMA). El stand de Canarias se encuentra en el pabellón 9, y en él se dan cita encuentros con turoperadores y empresarios turísticos e instituciones canarias. 

Esta nueva ruta, que servirá como reclamo para los millones de turistas que visitan la isla de Tenerife e Islas Canarias, será presentada en la próxima edición de FITUR y transcurrirá por los principales parajes donde se cultiva este fruto, estableciendo una señalética adecuada y paneles informativos en los que se explicará de forma sencilla y directa el pasado y el presente de la castaña.

A lo largo de esta ruta, el visitante podrá adentrarse en un paisaje incomparable conociendo en profundidad la cultura se este sector en pleno auge, siendo partícipe de la idiosincrasia del victoriero.

Hay que recordar que La Victoria de Acentejo se encuentra en una de las comarcas de mayor tradición castañera de la isla, y de mayor diversidad del castañero, conservándose  hasta nueve variedades distintas como son: Mulata, Donosa, Castagrande, Picuda, Polegre, Redonda de Haya, Matancera y Mansa.

El castaño o castañero, como se le conoce comúnmente en la isla, pertenece a la especie de castanea sativa Mill, árbol caducifolio de porte robusto, con ramas gruesas y rectas, más o menos horizontales. Puede alcanzar hasta los treinta metros de altura. El fruto crece en los brotes del año de la parte terminal de la rama y el erizo que lo recubre primero es verde y luego amarillento, abriéndose en la madurez.

Los castañeros de La Victoria se diferencian principalmente en tres grupos; como elemento asociado a los distintos cultivos de la zona, formando masas homogéneas o en los barrancos.

El 43% de los castañeros en este municipio se encuentra asociado a otros cultivos como son las papas, la viña, hortalizas o frutales. Unas 75 hectáreas aparecen en condiciones de abandono prolongado. Y entre 32 a 34 hectáreas se encuentra en un estado de mantenimiento regular y tan sólo 19 hectáreas aparecen en buenas condiciones productivas y de mantenimiento.